Etiquetas

, , , ,


Estimado lector,

Seguramente le sucederá, si vive en Santiago o está de paso, que durante los días de lluvia la ciudad se transforma en su enemiga. 
Es que pareciera ser que esta ciudad no estuviese construida para aguantar la lluvia.
Santiago se resiste a admitir que, en efecto, va a llover inevitablemente durante algunos días del año.
Las calles se siguen construyendo de la misma manera, con unos desniveles sorprendentes que propician la generación de lagunas artificiales temporales.
Las alcantarillas se siguen tapando.
Los mantenimientos se siguen evitando hasta que ya los pasos bajo nivel se inundan, se tienen que cerrar y los tacos forman kilómetros y duran horas.

Pero no deje usted que aquello afecte su humor. ¡Simplemente ha de salir de su casa bien preparado!

Es así como el equipo de Estimado Lector, ha confeccionado una lista de objetos de necesidad para estos días lluviosos en que recordamos las páginas de la Biblia en que se relata el diluvio.

1. Vestimenta apropiada.

bebe-super-abrigado

(Fuente: http://static3.madreshoy.com/wp-content/uploads/2011/12/bebe-super-abrigado.jpg)

Usted no solamente necesita levantarse con el pie derecho (necesitará toda la energía posible para armarse de paciencia, recuerde que los tacos, inundaciones y demases son un asunto que sucederá sí o sí), sino que requiere también una preparación, digamos, “textil”. Entonces, saque todo lo impermeable que encuentre en su closet. Estamos hablando de:

   a. Chaqueta: también tiene que ser abrigadora, entonces invierta en este ítem, no sea amarrete, ya que le durará todo el invierno y no tiene ni que lavarla, porque la lluvia hará ese trabajo (a menos que se embarre, pero eso es muy poco probable). Trate de que sea negra o de un color combinable, así no se tiene que preocupar de que todos lo vean siempre con la misma chaqueta. Si es negra, nadie se fijará que será su uniforme diario durante al menos 3 meses sin interrupción; en cambio, si es amarilla, todos lo notarán y también las manchas de suciedad, eso no se nota en las chaquetas negras. Tenga eso en consideración.
   b. Varias capas de ropa: (obviamente esto va debajo de la chaqueta, pero nos parece que la chaqueta es lo principal). Los expertos recomiendan ponerse distintas “capas” de ropa, de manera que del paso al frío extremo de la calle al horno del metro o de nuestras oficinas, etc. no tengamos que sufrir tan bruscamente, pudiendo retirar algunas prendas hasta llegar a un punto medio templado (cuidando el decoro y las buenas costumbres, claro).
   c. Gorro, guantes, bufanda: estas prendas son siempre útiles, ya que usted también ha de tomar en consideración que es pertinente protegerse de la gripe. Si se abriga, entonces es menos probable que padezca de enfriamientos, etc.

2. Botas para el agua:

botas-de-agua-lindas

(Fuente: http://www.fucsia.cl/wp-content/uploads/2012/05/botas-de-agua-lindas.jpg)

Este ítem es imprescindible si no quiere tener que llegar con los pies mojados completamente a su lugar de trabajo o estudios o donde sea que usted vaya. El problema no son solamente los pies, sino que también se mojan los calcetines y los pantalones, ítems difíciles de secar libremente en algún lugar público. Entonces es necesario que usted posea un par de botas especiales para el agua. Piense que estamos pensando en casos de lluvia extrema y que las calles serán ríos sí o sí. Puede adquirir unas económicas en los supermercados, el olor a plástico es desagradable, pero uno termina acostumbrándose, además que cuando tenga que sumergir sus piernas en el agua para cruzar las calles, recordará su infancia y la gente lo mirará con envidia.

3. Paraguas:    

paraguas-coleccionable(Fuente: http://4.bp.blogspot.com/_l8pSRCML9XI/TOUPsfrsddI/AAAAAAAAFYI/L8Zuzcsd5XQ/s400/paraguas-coleccionable.jpg)

Averigüe si habrá viento o no, si dejará de llover eventualmente o no. Si usted no está seguro de los chubascos, entonces le recomendamos uno de esos paraguas que se pueden guardar fácilmente en un bolso. Así no hará el ridículo si es que no se digna a llover, o no dejará el ítem olvidado en cualquier parte. Pero, en caso de que haya mucho viento, este tipo no le servirá. Prefiera usted de esos gruesos que no pueden disimularse.

***4. Una tabla larga de madera:

53203

 (Fuente: http://img.a7tajk.com/imgcache/53203.jpg)

Sí, este ítem es especial y nuestro equipo se lo recomienda para esos días de diluvio en que usted llega a pensar que en cualquier momento la tierra se abrirá y aparecerá el arca de Noé o algo semejante. Una simple tabla puede salvarle la vida para cruzar esas pozas de agua que son ya lagunas y que ni siquiera las botas para el agua son capaces de ayudarle, porque son tan profundas que el agua se filtraría por los bordes de todas maneras. Además, este ítem es útil si usted se niega a comprarse botas para el agua, porque nunca están a la moda, son incómodas, son frías, son hediondas, etc. Su tabla le puede sacar de todo tipo de situaciones problemáticas. Tenga en consideración su propio peso para poder calcular el grosor necesario de la tabla. No es preciso que sea una tabla comprada en una ferretería o multitienda. Incluso puede ser una tabla “encontrada” en la calle. Además, la tabla le servirá para sentirse en posición de héroe o heroína en caso de que haya muchas personas que no puedan cruzar la calle, prestándoles su ítem indispensable, le agradecerán infinitamente y usted llegará de mejor ánimo a su lugar de destino.

A woman holds an umbrella as she crosses a flooded street by stepping on wooden tables amid heavy rainfalls in Wuhan

 (Fuente: http://www.lapatilla.com/site/wp-content/uploads/2012/05/2012-05-30T040457Z_392163413_GM1E85U0XSD01_RTRMADP_3_CHINA.jpg)

“La mujer de la imagen arriba está con un vestido de verano” dirá usted, pero no se engañe. Ella podría ser una de esas personas que se niega a abrigarse y contraerá un resfriado, puede ser una persona símbolo de la gripe inminente, ¡no sea como ella! Salga abrigado y no olvide su tabla. 

Felices lluvias le desea el equipo de Estimado Lector.

Anuncios