Etiquetas


por Ryder Verdugo

Lo que sigue es en respuesta a un artículo sobre los amigos “cacho” o problemáticos.

A mi parecer, puede que hayan amigos “cacho” a toda hora y todo evento 24/7… pero creo que la mayoría son “cacho” según el contexto, ejemplos:

Compadre Moncho: Personaje de la serie chilena "Los Venegas"

1. Aislacionistas: Amigos que cuando te acompañan a una fiesta, evento social, cumpleaños, etc… se aislan, no hablan, no se despegan de ti, no quieres que los dejes solos, se quejan diciendo que están aburridos, y tratan de hacer que termines yéndote antes de lo previsto, aunque lo estuvieras pasando bien.

2. Pasados pa’ la punta: Amigos que les das la mano y te abrazan, desubicados que no saben comportarse según el contexto… En esta categoría se incluyen aquellos que siempre te piden que le compres tal cosa, pero eres tú quién debe averiguar dónde la venden, o simplemente te hacen gastar de tu bolsillo en llamadas telefónicas que son para sus averiguaciones, gestiones que te esmeras en cumplir y que finalmente son recibidas con una frase como: “Vale… gracias, pero igual creo que ya no lo voy hacer”. Cabe hacer una mención especial para aquellos que demoran en encontrar el dinero para pagar una cuenta o un pasaje de movilización, para que sea otro el que se ofrezca a pagar…

3. Quejumbrosos: Pueden que estén llenos de problemas o completamente libres de ellos, el punto es que se quejan sin cesar.  Aunque lleves a un quejumbroso al cine a ver la película que más deseaba ver, algo encontrará para quejarse: la fila, la lentitud de la atención, los asientos, el precio de las palomitas y las bebidas… Su variante más oscura se conoce como “vampiros psíquicos“, aunque te hayas ganado el Loto, el Kino, hayas ganado millones en el Casino, o que la persona que te gusta te haya declarado su amor incondicional por ti, o todas las anteriores, esos vampiros psíquicos son capaces de succionarte toda la clorofila y vitalidad de tu día, dejándote con un verdadero hoyo negro por dentro.

4. Los James Dean: Esos amigos rebeldes sin causa que siempre andan metidos en algún lío, o que terminan borrachos, o en una pelea, etc… y si a alguien llaman para salir de su problema – o de la cárcel -, ese es uno, mientras que el resto del año con suerte un mensaje por internet. Aquí también se incluyen los que realizan negocios turbios, se meten en camisas de once varas, debajo de las patas del caballo, y demás… y que sin saber cómo terminan poniéndolo a uno entre medio. Se los puede hallar preferentemente en líos amoros.

5. Quemados: Aquellos que siempre les pasa algo, como Kenny de South Park, o Eugene de “Hey Arnold”, y uno debe partir en su auxilio. Son el centro del universo en lo que se trata de imánes para atraer la mala suerte, y olvídate si les prestaste algo, les pediste un favor o le hiciste un encargo. En ellos se hace verdad aquella Ley de Murphy que dice: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”, y esas frases del tipo “llueve sobre mojado”.

Anuncios