por Ryder Verdugo

Título: MANUAL DE URBANIDAD PARA PIRULOS: también útil a ejecutivos jóvenes, gente linda, pierdetiuna y GCU.

Editorial: Editorial Renacimiento (Colección “El otro punto de vista”)

Publicado: 1981

Valor: Depende dónde lo encuentre, si es que tiene la fortuna de econtrarlo. Yo adquirí el mío en la Feria Permanente del Libro Usado en Santiago (cerca del metro Salvador).

Calificación: :D :D :D :D :D (5/5)

Sobre el autor:

Jorge Sasía nace en Valparaíso exactamente a la misma edad que nace todo el mundo. Conincide además su nacimiento con el momento en que su madre da a luz. Debido a este hecho del más alto significado obtiene su matrícula para circular por el mundo. Termina el sexto año de Humanidades como alumno libre del Liceo Nº 13 de La Granja. Ingresa a la Universidad de Chile a estudiar Sociología. Se retira en el momento que comprende que los sociólogos debieran dirigir el mundo. (De “A la altura del unto”)

Jorge Sasía es scociólogo incipiente, fundador de medios de comunicación, editor, experto en turismo, gurú abducido desde el futuro, explorador de dimensiones inusuales, ignorante del mundo real, soñador inconsecuente, y patiperro consuetudinario. (Del blog de Jorge Sasía)

…En Construcción…

Selección de Fragmentos

1

“El antiguo manual de urbanidad [Manual de Carreño] estaba hecho para señoritas que a los 34 años todavía estaban vírgenes, para caballeros que bailaban a un metro de distancia de su pareja, para señoritas lateadas de fundos de 15 mil hectáreas, y para señores patilludos hediondos a salitre o carbón… de su propiedad.

El actual manual de Jorge Sasía, sirve a lolas que no escuchan hablar de virginidad desde los lejanos tiempos de su Primera -y última- Comunión, a caballeros que bailan a 0.001 milímetros de su pareja -que puede además ser otro caballero-, a señoras lateadas en sus DFL 2 de 15 metros cuadrados, y a señores sin patillas, hediondos a papas fritas y ketchup”. – Beatriz Ovalle (Prólogo)

2

De los Deberes para Dios

“Su infinita bondad lo movió a enviar a su hijo a la tierra para salvar a los hombres. La maldad humana no entendió el gesto y lo crucificó. Eso fue hace muchos años y Dios no insistió”.

I. Bien visto resulta declararse católico

  • “Yo soy católico pero me cargan los curas”. Decir esto es de lo más que hay.
  • “Soy católico… pero a mi manera”. Eso da mucha flexibilidad y amplio poder de acción. Usted decide lo bueno y lo malo. De esa forma hay que ser muy despistado para no constituir un ejempo de buen cristiano.

II. Recurrir a santos poco comunes.

Los santos muy populares no tienen un poder de decisión muy amplio y además han pedido tantos favores que difícilmente pueden conseguir algo más grande. Ejemplos de Santos poco comunes: San Sebastián Alfonso (sector económico); Santa Macarena María (éxito social).

III. Comulgar en los tedéum o en otras ocasiones que sean filmadas para la televisión.

IV. Puede crear su propia oración ad-hoc.

3

De los Deberes para con los Padres

…Debemos ser justos y equitativos con ellos y tratar de ayudarlos a sobrellevar el peso del trabajo lo antes posible. Cuando pasemos los 20 años, y no antes, debemos relevar a nuestros padres en las funciones que cumplen para la sociedad: si son dueños de una fábrica, industria o importadora, piadosamente tenemos que sacarlos de ahí y mandarlos a descansar. Si son gerentes de algún consorcio, financiera o banco, lo mismo. Si trabajan en televisión con mayor razón.

Es impropio convertir a un hombre en padre sin tener su aprobación. En el caso de las mujeres no es adecuado tomar la decisión unilateralmente. Por el contrario, antes de ser madre conviene tener la marca adecuadamente inscrita. Además de un editor responsable.

4

De los Deberes para con nuestros semejantes

Por nuestros semejantes entendemos aquellos individuos de la especie humana que se parecen a nosotros. Por tanto, sólo nos referiremos a gente de nuestro mismo nivel, y en ningún caso a gente inferior. La gente como uno (GCU) es escasa. Estando generosamente dotada de innumerables atributos no puede producirse en cantidad. Con la GCU debemos ser simpáticos, ocurrentes y tiernos.

Si alguno del círculo baja de nivel, le evitaremos un bochorno absteniéndonos de saludarlo en la calle.

5

De los Deberes con nosotros mismos

  • Trataremos en todo momento de aparecer bien presentados, contentos y felices.
  • Procuraremos mantener nuestro cuerpo con color fascinante durante todo el año.
  • Practicaremos algún deporte, a objeto de aparecer atléticos y deportivos.
  • No es bien visto el suicidio, y en aquellos casos que resulte indispensable, disfrácese de accidente. Ej., desbarrancar el auto (siempre que esté asegurado); hundirse en el yate, etc.
  • En relación al saber basta dominar la chismología habitual de la GCU, saber lo que está ocurriendo en el mercado de capitales (sólo los hombres), y muy poco más. Con respecto a los libros, es conveniente comprar los que estén de moda, sin cometer el error de leerlos. Lo aconsejable es tenerlos a la vista en algún lugar de la casa y comprarse una de esas revistas donde viene un breve resumen de los libros más vendidos y apréndaselos. De esa forma podrá participar en las conversaciones y aparecer como una persona culta.
  • En lo demás, es conveniente practicar esquí, tenis, golf, equitación y bridge.

6

De la puerta

  • …Otras puertas en cambio, no se abren ni se cierran, se pasa así no más. Son bien prácticas. Algunas no tienen ubicación exacta. Las de la fama por ejemplo.
  • Una de las principales funciones de la puerta es abrirse. Casi tan importante como cerrarse. Y bien. Aspecto que muchos parecen ignorar.
  • Algunas puertas tienen lo que se ha dado en llamar ojo mágico. Aunque la magia es bien simple, consiste en un hoyito con vidrio que permite ver de adentro hacia afuera. De la mayor utilidad para hacerse el leso con visitantes inoportunos; como cobradores, vendedores o familiares pegajosos.

7

De En La Casa

  • Es conveniente disponer dentro de la casa de un cuidado desorden que parezca natural.
  • Las plantas interiores, deben ser, ni muy grandes ni muy chicas, y pertenecer a exóticas variedades.
  • Indica buen gusto tener libros a la vista. Se recomiendan libros gruesos sobre meditación trascendental y biografías de famosos. Cuidado con ceder a la tentación de leerlos. Por ningún motivo tenga libros de autores nacionales. Bien visto es poseer un par de libros en inglés o francés.
  • Cuando invite a su casa no cometa la inconveniencia de señalar una hora concreta. Refiérase a tipo 10 o tipo hora de almuerzo. Cada persona sabe cual es la hora que más le acomoda.

8

De los Deberes durante la noche

  • El acostarse temprano dejémoslo para otro tipo de gente. Por el contrario, es muy conveniente adquirir compromisos a esa hora.
  • Para acostarse, hágalo sólo cuando tenga sueño. En el caso de parejas pueden hacerlo cuando estimen conveniente.
  • En caso de incendio, debe ir despacio: -Despierte Carolina María que hace mucho calor – diremos suavemente. Cuando ella abra los ojos, añadirá: – La casa se quema, pero no se preocupe porque está asegurada y además podremos al fin, irnos de viaje a Europa. Después vístanse y diríjanse sin demostrar apuro alguno, al garaje. Salgan en un solo auto sin llevarse nada. Por motivo alguno use dos autos; daría la impresión de ser muy materialista.

9

De la muerte

  • Antiguamente la gente se moría mucho. Ahora también. Y lo más asombroso, cada vez son más las personas que mueren.
  • El diccionario define la muerte como cesación de la vida o separación del cuerpo y del alma, según si el que muere es un desalmado o no.
  • El único que tuvo la gentileza de regresar de la muerte fue Jesús, pero como en esa época no había periodistas, nadie le preguntó nada.

10

Sobre el Amor

  • El amor, así en términos abstractos, es pernicioso. Consume en las personas, tiempo, energías e ideas que deberían estar dedicadas a producir dinero. El amor al dinero, en cambio, es algo enteramente positivo. Permite a la sociedad crecer y desarrollarse.
  • Antes era mal visto que los pretendientes tuvieran relaciones sexuales. Hoy no. Si bien las normas indican para tal efecto un proceso y un procedimiento, las relaciones sexuales (también llamadas enlaces casuales) están incluídas en la etapa del idilio.
  • Generalmente la mujer posee mayor entusiasmo que el hombre por llegar al altar. Una forma aconsejable de hacerlo consiste en decir que le carga el matrimonio, que es una lata, que no tiene sentido (juicios, en todo caso, que muchos comparten).  Así golpeará directamente en el orgullo del varón y tendrá mayores posibilidades de captación.
  • Tenga presente en todo momento el principio actual que “las apariencias NO engañan”, y vístase correctamente.
  • Los varones consideren que no impresionarán tanto a su pareja hablando de temas intelectuales, como dejándolas hablar a ellas. El agradecimiento será eterno. Basta que usted asienta de vez en cuando.
  • La mujer proveerá los medios convenientes para evitar el embarazo a granel… Las solteras utilizarán otros métodos, de los cuales destacaremos la inyección mensual o las píldoras, debiendo poseer, en último caso, las condiciones intelectuales suficientes para evitar confusiones embarazosas.
  • Las cartas de tipo sentimental pueden llegar a convertirse en incómodos testimonios de mala calidad epistolar, evite el caer en la tentación de escribirlas.
  • Si estando ambos en la misma ciudad resulta indispensable enviar alguna carta, búsquese términos lo menos claros y comprometedores posibles. Fórmulas como: uno de estos días; la vez que usted sabe; el cariño que siento por usted y familia, etc., son muy apropiados para salir del paso sin comprometerse a extremos delicados.
  • Si la pareja se encuentra separada de ciudad, lo aconsejable es dedicar un día completo a escribir una serie de cartas suficientes para enviar una, cada dos o tres días.
  • En términos generales, evítese el exceso de almibar en la correspondencia. Como también el uso de términos tales como: “perrita choca”, “guagüita mía”, etc. Es enteramente insoportable la utilización de telenovélicas expresiones.
  • Evítese hacer regalos en compensación, buscando devolver lo mismo. Si a usted le obsequian un auto, es de mal gusto regalarle a su pareja otro auto. Se van a llenar de coches y no van a saber qué hacer con ellos.
  • Evite casarse en el edificio del registro civil. La concurrencia a ese sitio hace aparecer a los contrayentes como muy ansiosos por casarse, además de participar en matrimonios en serie de escaso gusto. Realice la ceremonia en casa de la novia e invite al oficial del registro civil a concurrir a ella. Preocúpese que el oficial invitado sea de otra ciudad a objeto de facilitar una posible nulidad a futuro.
Anuncios