Etiquetas

, , ,


[Ficha; Comentarios; Citas de la película; Recomendaciones relacionadas]

Una historia basada en
algo que ocurrió,
pero poéticamente reinventado y estilizado
– Herbert Golder

... de la banda sonora de My Son…

Washington Phillips – I am born to preach the gospel

Título: My Son, My Son, What Have Ye Done (Hijo Mío, Mi Hijo, Qué has Hecho) (http://www.imdb.com/title/tt1233219)

Director: Werner Herzog  (producida por David Lynch)

Año: 2009

País: E.E.U.U. ; Alemania

Sinopsis: Un grupo de policías llega a un vecindario de San Diego, donde un muchacho se ha encerrado dentro de una casa y parece tener rehenes. El muchacho (Brad Macallam) después de experimentar extraños eventos, procedió a cometer un crimen. El misterio no es quién – esto se sabe al inicio de la película -, sino por qué.

Herzog describe su película como “un regreso a la esencia del cine, un film de horror sin la sangre, ni sierras eléctricas ni gore, pero con un extraño y anónimo miedo que trata de abalanzarse sobre nosotros”.

Calificación: 😀 😀 😀 (3/5)

Nota: Por algún motivo – que hemos tratado de desentrañar junto a Panderín A. Grillo-, los tráilers vienen cada vez más largos, llegando a parecer casi como el cortometraje en el que se inspiró la película. En vez de ver un mal tráiler, que le mostrará la mitad de la película, lea una buena reseña.

 

Comentarios:

[si aún no ha visto la película, probablemente prefiera leer esto después]

El film transcurre sobre bellos momentos fotográficos, como el uso de escenas estáticas, y una suerte de suburbio lynchinano, extrañamente soleado y apacible, donde todo parece estar bien – muy similar al lugar donde vivo -, pero que todos sabemos es algo superficial, y poco creíble.

Herzog hace gala del uso de animales exóticos, personajes extravagantes, un tratamiento sombrío del paisaje de San Diego, los inútiles procedimientos burocráticos – que recuerdan a los mundos kafkianos-, y la lucha de los personajes por mantener cierto orden y guardar las apariencias ante la locura, violencia y caos evidente que se muestra ante sus ojos.

Disgresión personal: Se dice que esta es una película de terror, y en cierto sentido es así, pues nada nos aterra más que las parcelas de nuestra propia mente. No hacen falta demonios, espíritus, fantasmas, psycho killers, tipos enmascarados con sierras eléctricas, ni monstruos de ningún tipo… nuestra propia mente puede reemplazar todo esto a través de la locura, y bien sabemos que todos tenemos algún grado de locura, y ninguno de nosotros sabe a ciencia cierta si la viviremos en sus peores facetas algún día, como nos muestra la carta El Loco en el mazo de tarot – sí mi estimado lector, me gusta beber de todas las fuentes, y de todas ellas algo extraigo -, carta sin número que nos recuerda que la κρισις [krisis] nos puede ocurrer en cualquier momento de la vida. En mi vida he conocido locos de todos los tipos, y le digo, nuestra mente ni la de los demás es un juguete, tenga cuidado. Recuerdo el día que Levicoy – paciente del hospital psiquiátrico que medía unos dos metros -, entró en una crisis. Fue un paseo de pacientes del hospital psiquiátrico, que por una mala decisión enviaron en el primer bus a Levicoy, y ningún enfermero, por lo cual fueron las enfermeras junto a otros pacientes los que debieron ayudar a contenerlo. Esa noche Levicoy durmió junto a mí en la habitación de una vieja escuela, él amarrado con correas a una camilla, y yo en un saco de dormir en el suelo. [fin de la disgresión]

En cierto nivel My son... incluso funciona como comedia. Para aquellos que disfrutan con las obras de Lynch [Blue Velvet; Lost Highway; Twin Peaks] y de Herzog [Dwarfs; Stroszek; Grizzly Man], o simplemente les gusta lo bizarro y las películas de horror [sin el gore ni la sangre], probablemente también disfruten con esta película; para los que quedan, es muy probable que no le hallarán mucho sentido, y puede que la encuentren lenta y aburrida [quizás la forma de narrar ciertos hechos a través del relato de otros personajes colabora a que ello sea así].

La historia de My Son, My Son, What Have Ye Done, está basada en un crimen real, donde un actor de teatro de nombre Mark Yavorsky, apuñaló a su madre hasta llevarla  la muerte, inspirado en uno de sus papeles en la tragedia griega de Orestes. Esto es relatado por el mismo Herzog y por Herbert Golder (guión) en una entrevista incluida en el DVD, donde comentan como surgió la idea de la película, y su intención de evitar hacer un documental o una descripción clínica de la locura de Yavorsky, sino mostrar que quizás en este violento matricidio es posible hallar algo más: lo poético de la locura, como una especie de dimensión distinta, para hacer que nos cuestionemos si acaso alguna verdad opera ahí dentro… [dentro de la locura].

Los motivos musicales centrales están a cargo de Ernst Reijseger, cuyo cello logra crear una atmósfera reflexiva, casi meditativa, como si estuviese suspendida en el aire, precisamente como aquellas escenas estáticas que ocurren durante la película. [Ver Banda Sonora]

Fortalezas:

  • Fotografía, filmaciones clandestinas, la música de Reijseger, y los juegos estéticos [regreso a un cine más precario, más real]
  • La actuación de Michael Shannon (Brad) [logra mostrar la tensión de sus desajustes internos], y de Grace Zabriskie [recuerda al personaje de Ellen Bursyn – la madre – en Requiem for a Dream]
  • La historia real detrás de la película

Debilidades:

  • Estilo narrativo indirecto donde muchos sucesos son relatados por otros personajes que no logra darle toda su fuerza al argumento.
  • Poco desarrollo de personajes secundarios [queda en el misterio por qué su novia seguía con Brad, y por qué el director de la obra lo mantuvo tanto tiempo en ella]
  • Poca profundización en el mundo interno de Brad [es más bien un film estético y formal]

Quizás lo mejor del DVD de “My Son, My Son, What Have Ye Done” sea el cortometraje incluido en el DVD “The Plastic Bag“, narrado por Werner Herzog  y dirigido por Ramin Bahram (2010) Ver cortometraje

Citas:

“No tomaré tus vitaminas, ni tus infusiones, no iré a la cabaña para sudar con un indígena nativo de 108 años que lee la revista ‘Hustler’, y fuma cigarrillos Kool. No trataré de descubrir mis límites. Bloquearé mi desarrollo interior. Creo que me volveré musulmán. Llámenme: Farouk”.

“¿No sería agradable vivir en la luna, con cientos de pantallas de televisión en las que veríamos la Tierra transformarse? Viviríamos aislados… una luna de miel en la luna”.

“Todo se está cristalizando en una palabra: AHORA”.

“Creo que encontré el punto muerto. El puerto de equilibrio del mundo”.

“Se siente muy bien despedirte de tus cosas”.

“Lloré en una lavandería por 4 años, hasta que la cambiaron y la reutilizaron para otra cosa”.

“Algunos actúan… otros participan en una obra”.

“La Tierra engendra muchas cosas: dolor, terror, y sufrimientos horrorosos, y las profundidades del mar están repletas de monstruos asesinos y cometas flameantes acuchillan el cielo y arremeten contra criaturas voladoras, y criaturas que se arrastran, y cosas aún más horrorosas como las cunas de las tormentas. ¿Pero quién puede describir la audacia de un hombre o a la mujer desafiante y apasionada que no se detiene ante nada y lleva a la ruina mortal? La crueldad de la pasión femenina puede romper el yugo que uno a dos y apartar a la fuerza el oscuro abrazo de bestias y hombres. Esta espada corta profundamente, atraviesa los pulmones, y la justicia despreciada y pisoteada, y el espadachín creador de destinos forja el arma. Trajeron a un niño a esta casa para que se vengue. Para borrar la mancha escurridiza de antigua sangre que ella trajo tememos mencionar a esa furia oscura e inminente”.

Recomendaciones relacionadas:

The Devil and Daniel Johnston” (dir. Jeff Feuerzeig, 2005)

Hombre Mirando al Sudeste” (dir. Eliseo Subiela, año 1986)

A Dream of Passion” (dir. Jules Dassin, 1978)

The Plastic Bag” [cortometraje incluido en el DVD, narrado por Werner Herzog] (dir. Ramin Bahram, 2010) Ver cortometraje

Otras Reseñas:

Anuncios