Etiquetas

, , ,


Estimado lector,

a continuación nos complace publicar la lista de cuentos ganadores de nuestro concurso micro-cuentos. Agradecemos a todos nuestros participantes, la decisión fue bastante difícil.

Si no fue escogido, no se preocupe, guarde sus ideas para nuevos concursos que estaremos estrenando muy pronto para usted.

Síganos en:

Facebook: estimadolector

 

———————————————————————————————————————————————————-

Ganadores categoría Nano-cuentos:


Necia curiosidad al tirar del hilo, con cada puntada destorcida, un dolor como vidrio molido, recorría las venas de mi cuello desprendido. (Carla Cusicanqui)


Nadie te quiere como yo – le dijo él a ella, y era cierto. Esa noche durmió contento, a pesar que el frasco era demasiado pequeño para aquel corazón. (Felipe Hernández)


Un profanador de tumbas nunca debe perder el sentido de la realidad. Entonces ¿por qué ha entrado en pánico? Porque el dedo que acaba de arrancar a su víctima sangra profusamente. (Erika)


Él nunca mintió, pero Alba creyó que era un juego. Alba nunca cruzó esa puerta, fue su sangre la que atravesó el pasillo. (C.G.)


– Sinestesia

El oculto himno nocturno le atrae. Algo le pide acallarlo.

En el alba dibuja óvalos serpentinos con el carmesí de los ojos de Elsa. (Amuki)


Ya iban seis cuando concluyó: envenenar es demasiado sencillo como para que conserve su atractivo inicial, y más aún cuando son parientes cercanos. (El fantasma escritor)


Abrió los ojos sin poder distinguir si era sueño o realidad. Saltó de la ventana para comprobarlo, pero no despertó. (Carlos Iriarte)


———————————————————————————————————————————————————

Ganadores categoría micro-cuentos:

Sebastián recorría el mismo camino a su casa todos los días. El sendero atravesaba un bosque y dentro de éste había un túnel, con poco uso, sólo Sebastián pasaba por ahí. Un día cualquiera, él caminaba hacia su casa y algo llamó su atención, un ruido, insoportable pero llamativo. Su curiosidad hizo que viera de donde provenía y se dio cuenta que era desde las profundidades del túnel. Bajó y el ruido se hizo cada vez más ensordecedor, pero adictivo, se acercó y encontró que allí no había nada, sólo una leve brisa. Reaccionó y se fue, sin darle importancia al ruido, pero se dio cuenta que no cesaba, que era cada vez más fuerte. Se desesperó por el ruido molesto y comenzó a correr, para escapar del ruido, pero éste lo siguió, lo siguió hasta el final. (D.M.)


Panipen gresité lerele lucue drupo arjulipé sata as julistrabas, sos te merelees de bocata, sos panipenes currucós te mustiñen ler sacais; y sos menda quejesa or sos te buchare de ler pinrés y sos ler bengorros te liqueren on drupo y orchi balagando à or casinobé… Yo no creo en las maldiciones gitanas, ¿y tú?

trad.: Mal fin tenga tu cuerpo arrastrado como las culebras, que te mueras de hambre, que malos cuervos te saquen los ojos, que mis ojitos te vean colgado de la horca y que sea yo el que te tire de los pies, y que los diablos te lleven en cuerpo y alma al infierno]. (Marianella Mansilla)


———————————————————————————————————————————————————

¡FELICITACIONES A LOS GANADORES!

Les avisaremos cuando hagamos envío de su separadores de libros.

¡Gracias a todos nuestros participantes!

———————————————————————————————————————————————————

Anuncios