Etiquetas

,


Dear Reader

Replace Why With Funny

dulce y melancólico



Escuchar Disco: Dear Reader – Place Why With Funny (incluye dos bonus tracks)

Dear Reader – Great White Bear [tablaturas; acordes para guitarra]

Género: indie; folk; pop

Origen: Johannesburgo, Sudáfrica

Integrantes: Cherilyn Macneil (voz, letras, piano); Darryl Torr (bajo, teclado, sintetizador, voz); Michael Wright (percusiones, voz); Jean-Louise Nel (violin).

Sello: Just Music; City Slang

Album: Replace Why With Funny (2009)

Duración: 40 mins.

Web oficial: http://www.dearreadermusic.com (fotografías; letras; descargas, y más)

Del álbum debut de Dear Readers: Replace why with funny (Februar 2009)

Dear Reader – antes conocidos como Harris Tweed – fue uno de los descubrimientos que hicimos mientras buscábamos – Paderín A. Grillo y yo – canciones cuyo título estuviera relacionado con Estimado Lector.

Si le gusta Regina Spektor, Feist, Joan As Policewoman, Fiona Apple, Laura Marling o Russian Red, probablemente también ud. se conmoverá con las melodías y letras de Dear Reader, y se sumará a sus “lectores”, cuyo número va en un merecido aumento. Ciertamente podemos encontrar rastros de Regina Spektor en la voz de Cherilyn Macneil, pero la de Cherilyn es un poco más recatada y menos frenética que los juegos vocales de Regina, lo que junto a una instrumentación ad hoc producen una música sencilla y conmovedora, o bien: sencillamente conmovedora.

En una reciente misiva Panderín me escribía: “ Ayer justo estaba pensando que cuando encuentro un grupo que me gusta mucho, siempre pienso que nunca encontraré uno mejor. Pero mira tú cómo son las cosas”. Esto es un poco lo que nos ocurre con Dear Reader, con la delicada voz de Cherlyn, con la intimidad y honestidad de sus letras.

¿Dulzura? Definitivamente, a ratos quizás demasiado, pero ciertamente a todos nos viene bien un poco de dulzura que mezclada con algo de tristura nos deja la dulce tristeza de la melancolía del amor encontrado o perdido;

Dearheart: It seems I wrote a love song/ that doesn’t go ‘woe is me, everything is wrong’/ I feel i’ve made a start/ we’ve joined the list of lovers

Parece ser que he escrito una canción de amor/ que no dice ‘pobre de mí, todo está mal’/ siento que he hecho un comienzo/ nos hemos hecho parte del listado de los amantes.

What we wanted: Try get my mind around me and you/ but all I achieve is a stew/ of memories.

Trato de dirigir mi mente a ti y a mí/ pero todo lo que consigo es una mezcla de recuerdos.

*de la pérdida de la fe;

Everything is Caving: If Jesus is my friend then i don’t know where he went.

Si Jesús es mi amigo, entonces no sé adónde se fue

*de la discriminación y el rechazo:

The same: No, I don’t listen to Kwaito, wasn’t born in Soweto/ I don’t understand you/ But I want to you know/ Same, we’re both the same/ We share the same heart/ We’re made of the same parts.

No, yo no escucho Kwaiyo [estilo musical nacido en Johannesburgo], ni nacía en Soweto/ No te comprendo/ Pero deseo comprenderte/ Iguales, tú y yo somos iguales/ compartimos el mismo corazón/ Estamos hechos de lo mismo.

*de las circunstancias que desafían las relaciones:

The Great White Bear: He did wait down the line/ To bring a disaster/ On their youthful dreams of escape

Efectivamente él espero para llevar el desastre sobre sus sueños juveniles de escape.

En palabras de sus integrantes, Johannesburgo – catalogada como una de las ciudades más peligrosas – es un lugar con muchas posibilidades aún no agotadas, la ciudad más cosmopolita de Sudáfrica, con una historia complicada donde conviven muchas culturas diferentes, y que por desgracia, a menudo están más separadas que unidas.

Es desde esta vida de ciudad entre rejas, miedo y violencia, pero con una rica tradición cultural y musical, que surgen las bellas melodías de Dear Reader. Como escribiera cierto poeta francés, que una rosa crezca en un hermoso y bien cuidado jardín no es gran cosa, pero que una rosa crezca en medio del excremento – como es el caso de la violencia -, eso ya roza el milagro.

No nos queda más que invitarlos a escuchar las melodías de este cuarteto, melodías nacidas en Sudáfrica, pero que suenan más cercanas a Escandinavia. Diez piezas chispeantes de sabor agridulce en una voz femenina limpia y delicada que da vida a historias ingeniosas y conmovedoras. Visto así, todo parece estar en su lugar para mantenernos atentos y a gusto mientras buscamos un oso polar donde escondernos en este no tan cálido comienzo de la primavera.

Dear Reader – Bend (En Vivo)

Cherilyn Macneil- Release Me (desde su habitación… ella, su voz, y su guitarra)

Un hallazgo de Panderín A. Grillo..

Listado de canciones:

1. Way of the World (folkish) – video; letras

2. Dearheart (adorable) – video; letras

3. Great White Bear (conmovedora) – video; letras

4. Bend (esperanzadora) – video; letras

5. Out Out Out (upbeat) – video; letras

6. Release me (enternecedora) – video; letras

7. Never Goes (frágil) – video; letras

8. The Same (emotiva) – video; letras

9. What we Wanted (dulce) – video; letras

10. Everything is Caving (melancólica) – video; letras

Para curiosos:

*La portada del disco se puede usar como un escenario desplegable como el de los libros ilustrados – no siempre infantiles -, que viene con unos extraños personajes de cartón para armar. En resumen, el diseño del album Replace Why With Funny es tan enternecedor y creativo como la música que contiene.

Dear Reader – Great White Bear Tab

(tablatura; chords; acordes)

Versos: Famaj7 – Do – Sol [Fmaj7 – C – G]

Coro: Famaj7 – Do – Sol – Do9? [Fmaj7 – C – G – C9?]

*Cherilyn Macniel (voz; letras): “El nombre de la banda proviene de la novela ‘Jane Eyre’ de Charlotte Bronte. Ahí ella escribe en primera persona, entonces es como si estuvieras dentro de la mente de Jane todo el tiempo, viendo las cosas desde su perspectiva. Y de vez en cuando se dirige a nosotros con un ‘Querido Lector’, sólo para que sepamos que ella sabe que estamos ahí. Me gustó mucho, y el hecho de que haya tantas letras que se repiten en la expresión ‘Querido Lector’… Me gusta esa sensación de conexión entre el lector, el autor, y la trama de la obra. Eso es lo que nos interesa cuando hacemos música: conectarnos con quienes están escuchándonos, y así acompañarnos mutuamente”.

*Si tratamos de hacer el reemplazo – en un sentido literal – que nos sugiere el título del disco, de verdad no funciona, por ejemplo: Why Funny are you looking at me like that? Lo cual hace que por su extraño título el disco cobre cierta gracia adicional.

Anuncios